Suelos de madera interior: cómo cuidarlos bien

La madera, aunque es un material de origen orgánico puede tener una durabilidad de muchos años. Pero al mismo tiempo, no durará si no recibe atención, y lo que define la durabilidad de la madera es no sólo su especie, dureza o resistencia, sino también cómo la conservas, sobre todo si se trata de los suelos de madera interior.

Todo tipo de suelo necesita cuidado y el cuidado de los suelos de madera interior es indispensable para asegurarse de que está protegido y puede aguantar durante muchos años de uso. Te damos algunos consejos para actuar en el día a día y mantener el suelo como nuevo.

No lo dejes empapado

La madera en contacto con el agua lo absorbe y se expande. Eso es porque su estructura contiene fibras que se hidratan con la humedad, por lo que cuando es excesiva la madera actúa como una esponja y cambia de tamaño. Además el piso es irregular y pueden formar burbujas, la madera puede descomponerse y perder su vida útil. Así que evita verter el agua en el suelo para limpiarlo. Pueden salir humedades en las paredes que tienen contacto con esta madera e incluso moho.

madera interior

No utilices productos químicos

La madera no necesita muchas maniobras para estar limpia, por lo que los pisos y rodapies de madera no requieren de varios productos para mantenerse sanos. Evita los productos químicos como keroseno, amoníaco y productos de limpieza que crean una película en el piso. Todos estos pueden dañar las fibras de madera o causar manchas en la superficie que no desaparecerán sin un buen lijado o barnizado.

No limpiar con abrasivos

Para el cuidado de los suelos de madera interior se debe evitar, también, hacer la limpieza con abrasivos. Abrasivos, estropajo y cepillos duros pueden causar rasguños en la superficie del piso y dejarlo marcado. Evita limpiar el suelo de madera con cualquier cosa que pueda actuar como papel de lija sobre el terreno, siempre es preferible la suavidad y no el asalto a la madera.

suelos de maderaNo permitas el contacto directo con la luz del sol

El sol tiene un gran efecto sobre el suelo de madera, blanquea sus fibras. Cuando la luz del sol golpea una parte del suelo a través de la ventana o una puerta lo daña. Puede lavarse la parte afectada por la luz del sol para mejorar su aspecto. Por lo tanto, donde el sol brilla en el suelo, es preferible usar una cortina o poner una alfombra para protegerlo.

Poner protección en las patas de los muebles

Arrastrar las sillas o mover muebles como una cajonera puede rayar la superficie de la madera, causando rayas superficiales o más profundas que pueden marcar el suelo. Estos riesgos comprometen la apariencia del suelo y dañan su visual. La solución es proteger los pies de los muebles con cubiertas de caucho de silicona o fieltro para reducir la fricción y no permitir los rasguños de ninguna forma. Además será mucho más cómodo a la hora de mover los muebles, ya que no habrá ningún ruido molesto al arrastrarlos.

suelo maderaMantén el mantenimiento de los suelos de madera interior

El barniz utilizado en la madera dura varios años, sin embargo, cuando está seco o hay riesgos de que se vaya a desconchar es interesante hacer un cuidado de los suelos de madera interior y volver a aplicar barniz para que el piso pueda estar protegido otra vez. El barniz actúa como una protección de la madera, para no dañar las fibras y prevenir su remojo a la humedad, salvará su vida garantizando mayor durabilidad. Siempre que tengas un cuidado constante del suelo de madera no te dará ningún problema.

Evitar roces en el suelo

Además de los muebles, que pueden causar arañazos al arrastrarlos por el suelo, la fricción causada por la aspiradora, los niños jugando o escobas de cerdas duras también pueden causar rayones en el piso o pliegues más profundos. Evita arrastrar nada en el piso y para que los niños puedan jugar, utiliza alfombras en el lugar de los juegos. El gomaeva es una buena opción porque es suave y absorbe los impactos.

Con estos cuidados para los suelos de madera interior conservarás tanto el aspecto de tu suelo de madera, así como su estructura, aumentando su vida y disfrutando de todo el potencial de durabilidad que la madera puede tener. Si te ha gustado este artículo, lee nuestro siguiente post sobre el cuidado de la madera y sus ventajas en el día a día ¡Te gustará!

Llama ahora