Descubre como forrar los armarios empotrados de tu casa

Es tan sencillo como montar un puzzle con las piezas numeradas.

Diseñado por ordenador Gratis

Al hacerte la medición del armario empotrado que quieres forrar, te hacemos el diseño por ordenador sin ningún coste, de esta forma podrás ver el resultado final de tu armario empotrado y las medidas exactas de las tablas con las que lo vas a forrar.
Con estas facilidades, forrar tu armario empotrado es un juego de niños. Anímate a hacerlo, tú puedes.

Al forrar el armario empotrado podrías encontrarte que no esté perfectamente escuadrado porque las paredes no estén bien terminadas. Basta con poner unos embellecedores en los rincones y esquinas y tu armario empotrado quedará perfectamente rematado.




1 – Tomamos las medidas exactas

Nos desplazamos a tu domicilio y tomamos las medidas exactas del armario empotrado a forrar. También tomamos nota de tus ideas, gustos y necesidades, ofreciéndote nuestro criterio profesional, para que tu armario a forrar sea un espacio útil y bonito.



2 – Gratis tu diseño por ordenador

Diseñamos por ordenador la disposición de tu armario empotrado a forrar para garantizar que tus proyectos sean lo más fieles a tus ideas. De esta forma nos aseguramos de aprovechar cada centímetro y que el corte de las tablas será el correcto. En la parte inferior puedes ver un ejemplo de uno de los diseños que entregamos a los clientes que como tú se animan a forrar su armario empotrado.



3 – Te entregamos las tablas cortadas

Te entregamos todas las tablas cortadas y canteadas. Y ahora, como si fuera un puzzle para niños, ordénalas y… ¡empieza lo divertido! Si tienes alguna duda no dudes en consultarnos.



4- Encaja las piezas

Sólo tendrás que encajar cada pieza en el interior del armario empotrado fijándolas a las paredes con silicona o adhesivo de montaje. Una vez forradas las paredes, coloca los soportes en los laterales y las baldas sobre ellos.


Truco: Al forrar el armario empotrado podrías encontrarte que no esté perfectamente escuadrado porque las paredes no estén bien terminadas. Basta con poner unos embellecedores en los rincones y esquinas y tu armario empotrado quedará perfectamente rematado.